olvidar la vida es quimera
esconder los recuerdos
dibujados con tu sangre    
no merecen sótanos oscuros
aquellos valiosos tesoros
padres voces hijos dignidad
música madres sueños letras
por manos impias censurados
títeres del supremo tirano
impune sucio
y de sentimientos castrado
evadiendo su conciencia
espumas por la boca
justificando su oscuro legado
la muerte en su espalda clavada
y sus secuaces adinerados
en la historia acusados
del miedo y la muerte
haber consumado
en honor
a su sucio dinero heredado
pusieron precio a la vida
del hermano.

Humberto Cárdenas

como la mirada del acero
es la injusta vida
punzante afilada fría
que cercena las lágrimas
no dejando caer
las hojas del alma
sufridas acumuladas
ya cansadas
de no oradar los suelos
menos rozar siquiera el aire
los momentos la piel
anuladas por los muros
guardadas sin salir
en los sótanos del alma
sin poder morir.

Humberto Cárdenas