VI. LOS MUERTOS MANDAN

Los muertos mandan. ¡Sí, tú mandas, vida mía!
Si ejecuto una acción, digo: “¿Le gustaría?”
Hago tal o cual cosa pensando: “¡Ella lo hacía!”

Busco lo que buscabas, lo que dejabas dejo,
amo lo que tú amabas, copio como un espejo
tus costumbres, tus hábitos… ¡Soy no más tu reflejo!

Julio 13 de 1912
Amado Nervo

Deja un comentario