Un día es mi vida

Un día es mi vida
La madrugada de mi vida
más angustiosa
fue la primera vez
que a mi lado faltaste.
La mañana feliz
cuando contigo volé al cielo
prendida de tus besos
y a tu cuerpo.
El mediodía
cuando me realicé como mujer
y lo más bello de mi ser
cuando vida dí.
La tarde
cuando de mí te alejaste
para otro ser acariciar,
robándome lo que por ley
me pertenecía,
tus besos y noches con sus días.
La noche perdura en mi corazón,
¡no sé hasta cuándo!
pero de algo estoy segura,
ni mil perdones bastarían
para tener otro día como el que fué.
Te amé con todo lo que fuí,
porque hoy con tristeza
tengo que aceptar que no me amaste.
Y yo… ¡Ya no te amo!!

Sara Taboada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.