¿Y si estuviera
de ti enamorado
igual que un niño?

¡Y si fuera verdad!
¿El creciente temblor
cuando te veo
será síntoma más
de un amor nuevo?

¿Y si fuera verdad
la inquietud que aprieta,
el rubor que sube,
el clamor que agita,
el tropel que abruma?

¿Y si fuera verdad
cuánto te quiero?

Rubén Manuel Boronat

Sube mi corazón
con alas de papel.
Confunde en estrellas verbo latir.
Racha pacífica recoge
capa marina abatiendo arena.

Contracción pulsada por naturaleza
palpita oceanía especular.
Titila, destella, ilumina…

A la deriva fluyen
con alas de papel
sueños, envasados en profetas…

Rubén Manuel Boronat

Apenas dos vagones
armando un mismo tren
que avanza..

Dos raíces alimentando
la misma planta verde
de ingenuidad y de ternura…

Vena y arteria
completando circuito
de corazón de casa,
de familia,
de sociedad,
de alma….

Dos atletas en una pierna
llevando única antorcha
a olimpiada de la fe…

Dos palillos inquietos
tejiendo manta
para abrigar al heredero…

Dos alienados multicolores
chorreando amor
en la vereda del vecino…

—¿qué somos?—
Una esperanza, ¡al portador!

Rubén Manuel Boronat