RIMA XXXIII

  Es cuestión de palabras y, no obstante,
     ni tú ni yo jamás,
después de lo pasado, convendremos
     en quién la culpa está.

  ¡Lástima que el Amor un diccionario
     no tenga donde hallar
cuándo el orgullo es simplemente orgullo
     y cuándo es dignidad!.

Gustavo Adolfo Bécquer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.