PROVERBIOS Y CANTARES – XXXIII

  Soñé a Dios como una fragua
de fuego, que ablanda el hierro,
como un forjador de espadas,
como un bruñidor de aceros,
que iba firmando en las hojas
de luz: Libertad. – Imperio.

Antonio Machado

Deja un comentario