PROVERBIOS Y CANTARES – XXIII

    No extrañéis, dulces amigos,
que esté mi frente arrugada:
yo vivo en paz con los hombres
y en guerra con mis entrañas.

Antonio Machado

Deja un comentario