PROVERBIOS Y CANTARES – XLVI

    Anoche soñé que oía
a Dios, gritándome: ¡Alerta!
Luego era Dios quien dormía,
y yo gritaba: ¡Despierta!

Antonio Machado

Deja un comentario