Cuando me los cruzo en la calle
me acuerdo de Ives Montand en La Confesión
Y siento pena
por él
por Montand

Miguel Ángel De Boer

Cuando te vi
como un gigante solitario
herido
no pude contener mis lágrimas

Y me remonté como en un sueño a tantas historias
de muertes tristes
y amores bellos
A una infancia de “restinga” en el verano
A la “zorrita” que nos llevaba a la escuela
Al tren gritón incansable con su carga
y al “autovía” en el que viajaba feliz pero…
(aún rememoro la tragedia de aquél día)
A la aventura de ir en barco en la lanchita
trepando por la “escala de gato”
o bajando en el “cajón” hasta la “chata”

El sol parecía deshilvanarse mas tranquilo en aquellos tiempos
acariciando a los lobos somnolientos
jugando con gaviotas y toninas
saludando a los cardúmenes de peces
(inundando mis ojos de hermosura)
En tanto…
¡Cuántos hombres!
¡Cuántos!
La piel engrosada de salitre
Los rostros golpeado por el frío
Las manos gastadas de viento y de tormentas
Dejaban todo
para ir a atracar un petrolero
(no había navidades ni años nuevos)
¡La vida dejaban!
¡Sus almas y sus cuerpos!
Envejeciendo de apuro
a fuerza de sacrificio
de alcohol
de esmero
Rudos
Nobles
Ingenuos
Amaban el mar y su trabajo
nutriéndose de océano
(mi padre estuvo entre ellos)
Ya antes se había ido el barrio
de cuajo quedó deshecho
(y una flor que yo amaba se llevó el fuego)
Viejo muelle… querido
Sé que estás lastimado

Pero si sabes lo que está pasando
no mires
Dejá tu cabeza hundida
(total, siguen usando tu esqueleto)
Todo ha cambiado
¡tanto!
A tu gente la están yendo
con un sabor amargo
y el corazón lleno de pena
(sobremuriendo)
Para ellos
Para vos
son estos versos

Y aunque en este cruel naufragio
haya que seguir con los remos
ni el tiempo ni las cenizas

podrán
tapar
mis recuerdos

Miguel Ángel De Boer

Estaban convencidos de que resistía
porque me consideraban
ideológica/política/moral/física
y mentalmente
fuerte

En tanto yo evocaba
con mi cuerpo desolado
el ruido del mar
acariciando la arena y el pedregullo de mis playas

y una frescura luminosa penetró en mi pecho
encegueciendo de vida a la muerte

Miguel Ángel De Boer
Comodoro Rivadavia, Chubut
Argentina

Lo que ustedes tienen que entender
es que:
como se portan mal
les tenemos que hacer chas chas en la cola

Y… ahora hablá pibe… o te reviento… hijo de puta…!!!

Miguel Ángel De Boer
Comodoro Rivadavia, Chubut
Argentina

No olvidarla
No olvidarlos
No olvidarnos

Seguir trepando la vida
Cabalgarla
Revolcarnos en ella

Hasta dejarla exhausta
De tanto vivirla

Miguel Ángel De Boer
Comodoro Rivadavia, Chubut
Argentina

Pero pendejos de mierda qué mierda se creen????? Adónde carajovamos a ir a parar si seguimos así, la puta que losparió!!!!

Tienen todo, se quejan de llenos y siguen jodiendo.

No como nosotros – ni hablemos de nuestros viejos o abuelos!!!– que nostuvimos que romper el culo laburando y haciendo lo que nos mandaban. Ysi no, nos cagaban a palos.

Y bien que aprendimos, carajo.

A mi me reventaban a cintazos o sino nos corregian con pellizcones, conun tirón de mechas o con lo que tenían a mano. En la mesano podíamos hablar si no nos daban permiso. Otra que tele,jueguitos o internet o cidi o dividi!!! Una vida sanallevábamos: fútbol, radio, cochecitos, muñecas,acostarse temprano, no hacer ruido en la siesta, decir gracias y pedirpermiso.

Así nos tenían.

Cuando nos íbamos a animar a contestarle  a los mayores!!!Las veces que me habré ligado una cachetada en la boca sin deciragua va!! Y muchas veces con una mirada bastaba y sobraba.

Si había había y si no había no había.

Y de las maestras ni te cuento. Sagradas eran!! Y andá con queibas a quejarte a tu casa por algo que te pasaba en laescuela… Siempre, siempre tenían razón las maestras olas directoras. Eso era respetar la autoridad!! A los reglazosentendíamos. Además que Maestras!!!! Así conmayúscula. Laburaban con vocación, con amor. Y bien quese arreglaban. (no como las reventadas de ahora, meta huelgas, carpas yboletas por el estrés. Lo único que falta es que algunade estas yeguas también se descontrole y cague a tiros aalguien).

Así construyeron la Patria nuestros mayores, asíconstruimos el país, sanamente… A lo sumo algún pucho aescondidas… robar un fruta, cosas inocentes. Boludeces.

No mentíamos, no robábamos, no contestábamos. Noera miedo eh!! Era respeto!!! Que viejos santos teníamos!!! Noshacían mierda por nuestro bien!!!

Como los gobiernos… siempre ocupándose de nosotros (siempre eranlos más preparados los que gobernaban). Como el serviciomilitar… para hacernos hombres de bien!!!! Como los profesores. Como lapolicía. Como tantas cosas… Cada uno en su lugar.

Después se empezó a venir todo abajo. Con las modas. Conlas ideas foráneas. Con el libertinaje, el sexo libre, lasdrogas y toda esa mierda. Fueron pudriendo la democracia, la libertad,el orden, la moral, los valores, todo. Y hubo que poner mano dura ylimpiar tanta podredumbre.

Pero no hay caso, no aprendemos y mirá lo que pasa

Que la pobreza, que los derechos humanos, que la justicia, que lacorrupción, que la puta que los parió. O acaso pobres nohubo siempre!!! (si nos habremos cagado de hambre; pero no por esoíbamos a andar afanando o rompiendo las pelotas… o haciendopiquetes!!!!!). O acaso no hubo siempre injusticias, corrupcióny las miserias humanas de siempre. O guerras.

Y????????

Pero poníamos el lomo y seguíamos para adelante.

Nunca lo escuché quejarse a mis viejos. Ni mu. Y si se murieronhechos mierda por el alcohol o medios locos habrá sido porviciosos o por mala suerte.

Ahora no. Ahora todo es porque culpa de la sociedad, del estado, de laglobalización, del fondo monetario, de que no hay futuro y nosé cuantas huevadas mas, cosa de justificar todo.

Asi nos va.

Por eso.

Yo lo agarraría al Yunior este (o Junior o como se diga… pendejoasesino turrito de mierda) y lo mandaría en cana de por vida. Ya los viejos también. Ma que digo… a las maestras y losdirectivos también. Por no saber educarlo. Otra que no punible.Es más controlaría a todos los colegios y al que tenga unarma… en cana a él, a los viejos, a todo el mundo.

Vamos a ver si siguen jodiendo.

A estudiar tienen que ir. Como hacíamos nosotros.

Ma que psicólogo ni psiquiatras ni mierda. O nosotroséramos conflictuados acaso??

Así hicimos este hermoso país. Estábamos entre losdiez primeros. Un orgullo.

Con la frente bien alta y honrando los símbolos patrios.

Ahora ni eso respetan.

Como para que no anden haciendo cagadas.

Miguel Ángel De Boer
Comodoro Rivadavia, Octubre 2, 2004

Uno cree que después de eso
al menos ya no habrán mas dolores
tan dolorosos
en la vida

Miguel Ángel De Boer
Comodoro Rivadavia, Chubut
Argentina

      I

Uno de ellos
agotado
dejó de pegarme
y se puso a lavar la vajilla
(la puta que los parió aquí nunca limpia nadie)

Luego
acomodó las cosas
se secó las manos mirándome
con la mirada mirona

y continuó apaleándome
me / ti / cu / lo / sa / men / te

      II

Me voy a dar una ducha dijo

mientras se secaba la frente
(tras haberlos torturado salvajemente)

porque si hay algo que no soporto es este olor a judío de mierdaque se me impregnó en la piel

Regresó al rato
más fresco
y de muy buen humor

dios

En el preciso instante
de infligir
el máximo dolor

un orgasmo

Miguel Ángel De Boer
Comodoro Rivadavia, Chubut
Argentina