Ancladas mis pupilas,
tus iris azulados
fondean mi mirar.

Tu red desplegada,
anzuelos de belleza
capturan mi atención.

Dominas mis sentidos,
el timón de mis ojos
decides gobernar.

Amarillo tu pelo,
cola de un cometa,
mi luz, mi rubio sol.

Viento en mis velas,
encaminas mi proa
a tu cuerpo admirar.

¡Fuerte oleaje
sacude mi navío!
despierta mi amor.

Océano de curvas,
de olas onduladas
que me hacen zozobrar.

Me ahogo en tu cintura,
dulce mi caída,
tus piernas… mi perdición.

Descanso en tus rodillas
varado en tu regazo,
suave lecho de mar.

¡Dame tu boca, niña!
¡Necesito respirar!

Lucas Cruz

Un mismo deseo,
dos seres,
única voluntad.
Inútil reprimirse,
te muestras,
me muestro,
escondite para dos.
Hambre de deseo,
alondra buscando
alpiste en tu boca.
Dulzura invisible,
oscuro cuarto,
refugio del amor.
Manos en tu pelo,
caricias, miradas,
corazón palpitante.

Es…rojo,
salado,
blanco,
brillante y mojado.
Oscuro,
duro,
blando…
Es azul,
amarillo,
fucsia,
apagado y luminoso…
Frío,
fresa,
quema…

…dulce lametón…

Quedo solo,
tocando mis labios,
soñando en tu beso.

Lucas Cruz

Ven despacio y despierta,
ojos de gata abiertos,
cabello en la cara.

Ofréceme tu cuerpo,
sombra de vértigo,
tacto de algodón.

Siéntate acurrucada,
en tu mínimo espacio;
cual blanca sábana
y suave te abrigaré.

Abandona tus sentidos
y disfruta mi querer,
que es el nuestro.

Tú mi presa,
yo tu cepo,
abrazo sin fin,
muestra de mi amor.

Lucas Cruz

Un rebaño se acerca
bramando como ovejas;
es la humanidad que se aleja
del destino que tanto anhela.

Todos componen un ente
poseedor de la verdad;
todos se llaman GENTE
por no querer pensar.

NADIE se atreve
a GENTE  contradecir;
NADIE es el que debe
al mundo conducir.

Un rebaño se aleja,
la razón por bandera;
es la humanidad que se acerca
al destino que tanto anhela.

Lucas Cruz

Pluralidad reflejada
en ser cambiante. Anatomías
refulgentes, américas luminosas
extintores de europas borradas.

Río de aguas enamoradas,
juventud miedosa y alucinante,
que llena los agujeros negros
de tus pupilas con mis miradas.

Excitación disimulada
de tus ojos y los míos,
erotismo, huidas furtivas
sin fruto capturadas.

Luna accesible, prometida
cual quimera. Roces expresos
y descarados desatan
confidencias reprimidas.

Planes de mi almohada,
inveterada guerrera.
Gestos displicentes
envainan mi espada.

Destino cierto que no llega,
inesperado desenlace,
rosal marchito que florece,
insolencia rebotada.

Arca de oro despreciada,
piropos y juegos peligrosos
con espinas de juguete,
alegría desbordada.

Alma quieta, creída,
consciente de su poder.
Beso alojado en mi mente
negado a voluntad mía.

Cauce de aguas calmadas,
vendrán heridas que curar,
novedades fascinantes,
hemorragias contenidas.

Lucas Cruz

Me miras desde lo alto,
pareces reirte de mí.
Me confundes, me engañas,
me asustas, me quieres…
Mi corazón se derrama por amor,
mi mente llenas de odio.
Esquivas mi alma,
te busca mi entendimiento;
¡no comprendo!
Lo pequeño se hace grande,
bonito lo horrendo,
el gris luminoso,
el rojo es el negro.
Levanto mi cabeza,
me sornríes, eso creo.
Dices que me amas
y yo a ti… ¡te quiero!
¿Es amor?
¡No lo entiendo!

Lucas Cruz