La infancia

La tierra prometida fue la infancia
el beso claro, beso de fin puro,
ropaje enternecido de la estancia
buscando cimentar su breve muro.

Del nido era el amor en toda instancia
el único pincel frente a lo oscuro
dejando su color y su fragancia,
su traje resguardado en lo seguro.

Y fue de copa en copa así la vida
bebiendo la inocencia de los años,
mirando el verde campo florecido.

Se fue, mas no llegó la despedida
su brote, su camino en los peldaños
llevó por cada frente lo vivido.

Benjamín León

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.