Aunque no es muy fragante el vecindario
donde vive el amor que me domina
no me importa saber que es la vecina
de un meato al que llaman urinario

No soy quien para dar mal comentario
porque vivo al llegar casi a la esquina
de mi socio que a veces contamina
el sector con su aroma culinario

Con él de vez en cuando voy a Roma
a estudiar las costumbres de Sodoma
con expertos que alberga el Vaticano

Pero siempre retorno a mi Eva Gina
con su aroma incitante de sardina
aunque viva en un predio tan malsano.

Julio Escobar

Que pensaron prostitutos
que preciso sus servicios
cuando entre mis muchos vicios
no se cuenta andar con putos.
Como creen, salgan volando,
si quieren salvar la vida
para que sigan culeando
con gente igual de podrida.

Julio Escobar

No existen dos razones más urgentes
en esta vida gris y acoquinada
que los pechos erectos y turgentes
de una mujer que tiende su celada

Ahí quiero caer yo de primero,
en esa que es mi trampa preferida,
para quedarme solo y prisionero
pero por todo el resto de mi vida

Mujer, quiero en tus redes enredarme
para que así tu puedas devorarme
igual que la Mantís devora al macho

Y que después te pase, por golosa,
que al comerte mi presa más jugosa
te duere nueve meses el empacho….!

Julio Escobar