EL CADALSO

      La aurora asomaba
lejana y siniestra.
    El lienzo de Oriente
sangraba tragedias,
pintarrajeadas
con nubes grotescas.

……………………………………………..

    En la vieja plaza
de una vieja aldea,
erguía su horrible
pavura esquelético
el tosco patíbulo
de fresca madera…
    La aurora asomaba
lejana y siniestra.

Antonio Machado

Deja un comentario