mañana que muera
quiero llorar tu voz
quiero pasar a tu lado
recojiendo tus besos
amando el dolor
bañado en soledad
caminar en tu sombra
ponerte en un dedo
cambairte de rosa
y morir en tus sueños

Edward Guerra

cuántos besos han pasado con el viento
cuántos sueños se han ido con la canela
como he podido,
ese dolor de mujer,
como he soportado quemarme los labios
cuántos corazones destrozados
cuántos sueños hechos polvo
cómo he podido
soñarte sin haberte probado
sin haberte amado
cómo he podido quererte
antes de conocerte
cuántos años se han pasado
de frente y sin alarma
cuántas botellas de vino se han ido
cuántas rosas tiré a las mujeres de una noche
a las almas sin nombre
a los nombre sin alma
a las Anas
cuántas caricias fingidas
cuántos sueños perdidos

Edward Guerra

Cuando los corazones pasan
y Zéfiro toca los soles
cuando las lunas callan
y te muerdo los amores,
cuando los colores cambian
y te adoro sin dolores
cuando las cosas se hace tuyas
Zéfiro me arranca el cerebro

Edward Guerra

Entre la mariposa rosa
y las biografías de vidas
mis vidas,
entre los rasgos de ranas
y los talentos de viento
la epifanía del momento,
entre los jardines de plata
y los amores de otros
donde deje los míos?
Entre los destellos mortales
y los huesos fundidos
amores vendidos,
entre los ojos tuyos
y los sueños no tan míos
musa mojada
entre la mariposa rosa
y las letras de este.

Edward Guerra

mira a aquellos
que caminan en la obscuridad,
da una mirada a esos
que ríen entre palabras y sombras,
dónde se vieron?
dónde se conocieron?
el futuro de un alma
entre aquellos, manos juntas
entre aquellos besos de noche
y sábanas de ayer,
las lágrimas pasan las sonrisas,
en aquellos enamorados
de los ojos
o de los labios
de la pasión de las noches
y el aburrimiento de ellos mismos
mira aquellos.

Edward Guerra

Poeta amargo
poeta solitario
inspiración amarga
difícil de comprender
nunca predecible
una rosa cambia el alma
una mirada suena a llanto
poeta vida de ron
y mujeres vividas
amores que se vuelven complicados
amores que nunca lo son
poeta

Edward Guerra

Casi no te recuerdo
eres un vago aroma en mis noches
te has vuelto solo un buen sueño
un día hermosa de lunas y soles
de amores y besos
Pero sin embargo tus labios
siguen siendo mi vida

Edward Guerra