Un septiembre, ya en primavera
sembré ilusiones en tus ojos.
En octubre, noviembre y diciembre
regué el jardín de tu corazón.
Tal vez en enero, quizás en febrero
Cosechamos los frutos con amor.
Para marzo o abril
nos fundimos en pasión.
En mayo y junio
se marchitaron lasflores.
Un julio, ya eninvierno
se seco el árbol y micorazón.

D.A.D.
02/07/03
02:42hs.

Diego Alberto De Gregori

Princesa de la poesía:
este caballero servil,
debe partir hacia las cruzadas,
con los sueños en la espalda
y en la mano el corazón,
para que no le duela
decirte: Adiós.

D.A.D.
20/07/04
15:39hs.

Diego Alberto De Gregori

Veo gotas de sangre, salir de mis labios,
recorrer mi mentón, lentas, como mi agonía
Esta agonía sorpresiva que suavemente
consume mis días y mi pensar.

No creí que el reloj se detuviera
nunca pensé que esos ojos se me fueran
Ahora estoy perdido en el tejado,
un gato que no canta, que no puede amar

No puedo maquillar mis heridas
están hundidas en lo profundo del mar
El corazón palpita lentamente
no tiene ganas de sentir nada más

El reloj se detuvo, no lo puedo hacer girar,
las agujas se clavaron en mi alma sin piedad
comenzando a agonizar, ya no puedo respirar
tus ojos se fueron, no los puedo mirar

D.A.D.
07/07/03
03:02am.

Diego Alberto De Gregori

(para Andrea)

Sueño con el momento en el que tus ojos
dejen de ser una fotografía,
en el que tu risa ya no sea una fantasía.
Quiero que también existas

fuera de este mundo de poesía
para poder endulzarme con tus caricias.
Comprobar que nos une una magia
que esta mas allá de toda magia conocida .

Creer que tenemos una sola vida
para pasarla junto a tus pupilas.

D.A.D.
21/07/04
10:46hs.

Diego Alberto De Gregori

El hombre es mito,
religión y tormento.
Tus besos fueron ilusión,
sueño y desierto.

No tenerte a mi lado
es amanecer desvelado
Las penas y el llanto
son mi alimento diario.

Como la Luna  
paso las noches despierto.
Como un cuento incompleto
siento que perdí mi futuro.

Cuando sube la marea de la noche
remueve la estaca del recuerdo
y el dolor que siento dentro
espanta a mis sueños.

El recuerdo es tu sonrisa,
el dolor es tu partida.
Lo que sangra es mi alma,
lo que ríe es mi desgracia.

D.A.D.
12/12/03
20:14hs.

Diego Alberto De Gregori

(A Maru)

Amanecía. Estábamos frente al mar,
el brillo de tus ojos se confundía
con el verde preciso del agua.
Mis ojos, que perdidos miraban

el sol de aquella clara mañana,
contactaron de golpe con tu alma.
Las primeras y hambrientas gaviotas
buscaban rápidamente su alimento,

mientras trataba de sostener mi aliento.
Cuando el viento sopló del norte
pude viajar hacia el horizonte

donde confluyen el mar y el monte
antes de que crezcan, inmensas, las olas
de tus labios para ahogarme diciendo adiós.

D.A.D.
02/07/04
15:31hs.

Diego Alberto De Gregori

Solo estrellas hay en la noche
quietas, calmas… silenciosas.
No existen sombras, solo palabras
y el frío de tu traición que recorre mi espalda.

En la media noche, recién aparece la luna,
roja, grande… menguando.
Las luciérnagas del cielo pierden su brillo,
al igual que mi alma herida.

Frente al mar asoma el sol
anaranjado, redondo… apurado.
Hay sombras que reflejan aquel pasado,
heridas que cierran, pero callan algo.

D.A.D.
15/01/04
14:34hs.
(Mar del Plata)

Diego Alberto De Gregori

(Para Andrea)

El tren en el que viajo deja la estación
pero no me lleva a donde voy.
España esta muy lejos hoy,
cruzo el océano con mi imaginación.

Me quedo con tu foto y el amargo sabor
de que tus ojos no me ven.
Me parece reconocerte en el andén,
pero te evaporas con el calor.

Sueño con que una noche pueda alcanzarte,
llevarte por las calles silenciosas
volando, como pequeñas mariposas.

No pienso en nada, solo en conquistarte.
Me quedo esperando el próximo tren
para ver si viajas tu también.

D.A.D.
12/04/04
14:41hs.

Diego Alberto De Gregori

¿Dónde estarán aquellos ojos solitarios
que llenaron de ilusiones el pasado?
Miro las estrellas, triste y pensando,
sentado a las luces del planetario.

¿Qué veías mientras mirabas mis ojos?
Te burlaste de un corazón solitario,
tú, tranquila, rezabas un rosario,
mientras caía preso de tus antojos.

¿Es el dolor por la distancia? o ¿Es tu ausencia?
Lo que hace que mi llanto este seco,
congelando mi alma, mi corazón y mi conciencia.

Perdido, como un sonido que solo escucha su eco,
paso mis noches buscando algo que comer
por que de la fuente de tu pecho no puedo beber.

D.A.D.
26/02/04
03:11am.

Diego Alberto De Gregori

El tibio sol del estío;
apenas si evapora mi llanto
y yo que necesito el calor de un abrazo…
Te busco a través

de la absurda ventana del pasado,
donde te encuentro sonriendo,
y yo feliz a tu lado.
Esta noche no duermo; pensando

en aquellos, hermosos, años.
Me hundo en el océano;
nadie me extiende su mano
y me ahogo en el recuerdo

de tu pelo enredado.
Ya no tengo mañana,
por las dudas, un tal vez
por si llego a ver el amanecer.

D.A.D.
03/05/04
11:27am.

Diego Alberto De Gregori