Sé que te irás con abril
para anidar el calor
de otros brazos que te arrullen.
Abriré en mi alfombra azul
las huellas de tu destino
para endulzar en mis sueños
el oporto de tu viña…
Que el oporto sea de besos
de tu boca que enloquece
dulce fresa que madura
en mis sueños y en mi piel
y en el borde de tu vientre
de mis labios el panal
donde la miel de tus besos
sude en mi pecho delirios .

Brindaré esta noche con vino
de uva fresca y plenilunio,
con fécula de universo
engendrando luz de luna
de noches de primavera…
Para que nunca me olvides
en tus laurele y olivos
dejaré versos plasmados
de mis penas y mis cuitas
oliendo a prosa en el limbo
de tus sábanas mojadas
perfumadas de azahares
y simiente inmaculada
de la flora clandestina…
Después callaré para amarte
en la quietud del silencio…

Ricardo Flores Joya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.