Amaba

Yo nací
de las extrañas tierras de tu pecho
mujer,
para quererte o buscarte
yo nací.
Fui también mendigo,
el más mendigo de los hombres,
amaba, antes de amar amaba.
Y por las invisibles zonas
que en tu piel sentía
yo amaba.
Era entonces el poniente
atado a tu crepuscular ausencia
y amaba tu rostro de nieve
y tu rayo de voz
y tu caminar al sol derretido
aún antes de amarte amor, amaba,
amaba.

Benjamín León

Deja un comentario